Se encuentra usted aquí

20 frases para recordar a la Madre Teresa de Calcuta

La primera Santa proclamada por el Papa Francisco cumple 20 años de haber fallecido, por eso aquí puedes ver sus frases más recordadas.

20 frases para recordar a la Madre Teresa de Calcuta

Foto: AFP

Una de las mujeres más emblemáticas de la Iglesia Católica, quien le mostró al mundo lo que la paz puede lograr, a través de una buena comunión con Dios y la ayuda hacia los demás. La Madre Teresa de Calcuta fue una monja que dedico su vida a estar junto el Santo Padre y los más necesitados, brindándoles la ayuda necesaria para que estuvieran tranquilos y en paz.

Dentro de sus grandes logros a nivel internacional estuvo la obtención del Premio Nobel de la Paz de 1979, el Bharat Ratna en 1980 (el premio civil más alto de la India) y la Orden al Mérito en 1983 otorgada por los Estados Unidos. Todos estos premios se le dieron por su gran labor humanitaria por el mundo.

Su labor por el mundo fue altamente reconocida por todo el planeta, su humildad y carisma la hacían una mujer incomparable, que dio su vida por ayudar a los demás. Su ejemplo le brindó a la mayoría de las damas una base para seguir, gracias a todas sus acciones. Para poder recordarla hoy en sus 20 años de fallecida, aquí hay veinte frases para remembrar su labor.

20. Nunca sabremos todo lo bueno que una simple sonrisa puede llegar a hacer.

19. Difunde el amor donde quiera que vayas. No dejes que nadie se aleje de ti sin ser un poco más feliz.

18. Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo lanzar una piedra a través del agua para crear muchas ondulaciones.

17. El amor es una fruta de temporada en todo momento y al alcance de todas las manos.

16. La alegría profunda del corazón es como un imán que indica el camino de la vida.

15. El hambre de amor es mucho más difícil de eliminar que el hambre de pan.

14. Nunca estarás tan ocupado como para no pensar en los demás.

13. No oro para el éxito, pido felicidad.

12. Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.

11. Vive sencillamente para que otros puedan simplemente vivir.

10. El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.

9. Si no tenemos paz en el mundo, es porque hemos olvidado que nos pertenecemos el uno al otro, que ese hombre, esa mujer, esa criatura, es mi hermano o mi hermana.

8. Sé fiel a las cosas pequeñas, ya que es en ellas donde la fuerza reside.

7. Encontrémonos siempre el uno al otro con una sonrisa, la sonrisa es el principio del amor.

6. Nuestro examen de conciencia es el espejo en el que vemos nuestros logros y nuestras dificultades. Por eso debemos afrontarlo con sinceridad y amor.

5. El dinero solo puede comprar cosas materiales, como alimentos, ropas y vivienda. Pero se necesita algo más. Hay males que no se pueden curar con dinero, sino solo con amor.

4. Muchas veces basta una palabra, una mirada, un gesto, para llenar el corazón del que amamos.

3. El amor comienza en casa, y no es lo mucho que hacemos… es cuánto amor ponemos en cada acción.

2. Los árboles, las flores, las plantas crecen en silencio. Las estrellas, el sol, la luna se mueven en silencio. El silencio nos da una nueva perspectiva.

1. No soy más que un pequeño lápiz en la mano de la escritura de Dios.

Publicidad